lunes, 30 de marzo de 2020

LASAGNA EXPRESS

     La lasagna es un plato muy completo, ya que lleva proteínas, hidratos, verduras y lácteos. Lo único es que es un plato muy laborioso de hacer y en ocasiones no se dispone de tanto tiempo o,  se tienen otras ocupaciones que impiden esa dedicación a la cocina.

jueves, 5 de marzo de 2020

MIS ALBONDIGAS (Receta dedicada desde el respeto y el cariño a Alfredo)

Quiero advertir que incardino esta receta en el apartado de "cocina afrodisiaca", aunque bien podría calificarla de "cocina para guasones", en todo caso,  no es recomendable para menores, solteros sin pareja, viudos,  "salidos" y demás familia.

A modo de prolegómenos y,  para justificar el contenido de esta receta,  quiero decir que he llegado a una edad que  es como la última hora de la tarde, cuando el sol se ha puesto, pero aún queda ese halo mágico y misterioso que inclina a la reflexión,  induce  a soñar, a decir lo que te da la gana y, sin embargo, el crepúsculo te invita a pecar y, tal vez por eso y,  porque las debilidades de la carne no son las que más me tientan, aunque,  helas,
si peco será por diversión: pequeñas bromas inocentes, observaciones picaras,
que no alcanzan la categoría de pecado y, de vez en cuando, sugerentes platillos como el de hoy,
 para que mis amigos si que puedan pecar  de gula, de glotonería;
la glotonería es un camino recto a la lujuria,
si avanzamos un poco más, hacia  la era, que recién nos ha descubierto  Alfredo.
Pues !ea!,  ya que yo no peco, que pequen mis amigos por mí.

miércoles, 16 de enero de 2019

LA VERDADERA FOCACCIA ITALIANA

     Ponerse a hacer pan, da mucha pereza; nos parece que va a resultar difícil y sin embargo no lo es, al menos la focaccia tal como la hago yo y, tengo que decir que me queda calcada a como la hacen en el Restaurante italiano La Tagliatella.


     A mi me gustan mucho los restaurantes italianos y, a mis nietos ni os cuento; cada uno tenemos nuestros platos preferidos, el mío es el tartar de aguacate y salmón, pero en tiempos iba solamente por comer focaccia, el pan de "la casa" que te casan para acompañar cualquier plato, pero en si mismo ya es una delicia. Así que he ido perfeccionando mi receta y actualmente creo que me queda exactamente igual que la focaccia de La Tagliatella
     La elaboración en sí,  resulta muy gratificante, quien no ha disfrutado poniendo unos sencillos ingredientes en un bol y luego metiendo las manos para integrar uniformemente todos los ingredientes,  contemplar el proceso mágico mediante el cual el agua y la harina se transforman en pan.
     Sin ir mas lejos, ¿a que niño  no le ha gustado  hacer panecitos, aunque fuera con la arena de la playa? Cuando eran pequeños mis nietos, en ocasiones les preparaba un bola de masa,  la repartía y hacíamos concurso de panes, los tenía entretenidos un par de horas y, sorprendentemente los cuatro los hacían tan bonitos, que ganaban todos y cada uno se llevaba su premio, al tiempo que yo disfrutaba viendo la creatividad de cada uno.
     Personalmente, disfruto haciendo esta foccacia, no hay que esforzarse en amasar mucho, es cuestión de respetar los tiempos de levado. El resultado sorprendente, ya cuando la metes al horno, empieza a extenderse por la cocina un aroma a pan y romero, que  despierta los sentidos y, no digamos cuando la saboreas.      
     Yo en ocasiones, la corto con la tijera a cuadritos y  la pongo como aperitivo, le pongo por encima unas rodajitas de aceitunas, verdes o negras o, cebolla ligeramente caramelizada, las más de las veces, tomatitos cherry partidos por la mitad; el romero es imprescindible.   Además, al llevar la masa aceite,  se conserva  tierna varios días.

INGREDIENTES:
460 gramos de harina de fuerza
370 de agua templada
dos dientes de ajo
25 gramos de levadura fresca
dos ramitas  de romero (imprescindible)
una cucharilla de sal
una cucharita de azucar
6 cucharadas de aceite de oliva  aromatizado
unos tomatitos cherry
un poquito de sal en pétalos

ELABORACIÓN: 

     Se poner en un pequeño recipiente el aceite con los ajos machacados y las hojas de romero para que se aromatice; con el fin de acelerar el proceso los meto unos segundos al microondas y luego lo dejo reposar.
     A continuación poner en un bol el agua templada y diluir en ella  la levadura fresca; añadir la cucharita de sal, la mitad del aceite aromatizado con sus hojitas de romero y la harina de fuerza; remover bien para que quede una mezcla uniforme, tapar con un paño húmedo y dejar reposar 20 minutos. Pasados ese tiempo, coger la masa con las dos manos, levantarla un poco y doblarla sobre si misma, girar la masa un poco y repetir la operación de volver a doblarla sobre si misma, se vuelve a tapar y la dejamos reposar nuevamente el mismo tiempo. Para manejarla mejor y evitar que se peque a las manos, podemos sumergirlas en agua cada vez.
     Una vez que hayamos repetido esta operación tres o cuatro vez, observaremos que la masa dobla su tamaño y además ya no se pega a la manos. Es el momento de meterla en un recipiente cerrado y guardarla en el frigo hasta que la queramos hornear, o bien, dejarla reposar por última vez hasta que doble su tamaño (tardará más o menos tiempo dependiendo de la temperatura de la cocina) y, entonces se pone un papel de hornear en la bandeja del horno y se estira hasta cubrir toda la superficie hundiendo los dedos enérgicamente de forma que queden bien marcados  en la masa. A continuación se pinta toda la superficie con el aceite aromatizado sobrante, se reparten las ramitas de romero, los tomatitos cortados por la mitad y se espolvorea con sal Maldon o sal en pétalos.
     Mientras hacemos estos preparativos, habremos puesto a calentar el horno durante diez minutos a 200 grados. Una vez que esté preparada la focaccia, la metemos al horno unos quince minutos o, hasta que esté ligeramente dorada.

     La cocina estará impregnada de un apetitoso aroma a pan y a las hierbas aromáticas que le  que le hayáis  añadido, habréis  disfrutado preparando,  amasando y con el proceso de levado, no se me ocurre mejor plan para una tarde lluviosa en casa.
!!A DISFRUTAR!!



martes, 15 de enero de 2019

LA RECETA AMERICANA DEL BROWNIE CHOCOLATE

Circulan por la red infinidad de recetas de brownie, se puede preparar de mil maneras y con diferentes productos, chocolate blanco, negro, con leche, con nueces, sin ellas,  hasta con otro tipo de productos vegetales como puede ser la calabaza.
No soy profesional de la cocina, ni de los blogs, ni nada por el estilo, por tanto y haciendo un guiño a mi profesión, diré que "someto esta receta a cualquier otra mejor fundada en cocina".

Yo parto de la base,  que la filosofía y el principal fin de este blog,  es recopilar mis propias y personales recetas, las que han saboreado mis hijos y nietos durante años, las que sé que definitivamente son las que les gustan, las que quieren que les haga siempre sin modificar nada,  para que el día que ellos quieran reproducirlas, las puedan tener a mano y, de primera mano, valga la redundancia.
Si además, pueden servir para otras personas, por mi encantada de la vida, pueden hacerlo con la seguridad de que cada una de ellas ha sido experimentada un montón de veces.

INGREDIENTES:
Unos 200 gramos de chocolate (puede ser negro, con leche o blanco), en este caso yo he usado chocolate con leche por ser el preferido de mis nietos.
100 gramos de mantequilla
100 gramos de azúcar
80 gramos de harina de trigo
4 huevos
50 gramos de nueces partidas a trocitos no muy pequeños
una cucharada de esencia de vainilla
una cucharilla de levadura royal 

ELABORACIÓN:
Ponemos en un bol la mantequilla y el chocolate partido a trocitos y lo metemos al microondas 30 segundos. Revolvemos un poco y lo volvemos a meter otros 30 segundos, pasados los cuales, seguramente ya estará todo fundido y se podrá integrar. Lo mezclamos bien y a continuación en otro bol, batimos con la barilla durante unos cinco minutos, los huevos con el azúcar, seguidamente añadimos el aroma de vainilla, la levadura, las nueces pasadas por la harina, así como el resto de la harina, lo mezclamos todo bien y añadimos el contenido del bol de mantequilla y chocolate; echamos la mezcla en un molde previamente untado con mantequilla.
Previamente, habremos puesto a calentar el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.
En el caso de la foto, yo he repartido la mezcla en dos recipientes pequeños como se puede ver en la foto, por lo que me han salido dos brownies pequeños. Por supuesto  se puede hacer en un sólo y, naturalmente sale más lucido.
Dependiendo del tamaño del molde, lo hornearemos durante 25 o 40 minutos. En todo caso, antes de sacarlo aseguraros de que está cocido, introduciendo un pincho que debe salir seco. Aunque el brownie, debe  quedar jugoso por dentro.
   





domingo, 14 de enero de 2018

LAS TARTAS DE CUMPLEAÑOS DE MIS NIETOS


     Ayer, como en todos los cumpleaños de mis nietos, hice una tarta  para Jorge que cumplió el pasado día 8 diez espléndidos años. Mis hijas, me dijeron como siempre,  que era la que mejor me había salido con diferencia; yo les dije, creo que no os acordáis pero otras me han salido mejor.
     Partimos de la base, de que algo que se asemeje a la perfección todavía no ha salido de estas manos, que aunque aficionadas  a la repostería, no tienen demasiadas habilidades para la decoración, pero, eso no es óbice, para que yo en cada ocasión lo siga intentando y prepare mi tarta con más o menos fortuna. Al decir esto me refiero a la decoración, porque la tarta en si, siempre esta buenísima; el problema es que yo siempre me empeño en hacer decoraciones temáticas, y eso es más complicado, que si hiciera decoraciones de tipo clásico, sencillito, unas guindas y unos montoncitos de nata o cosas así,

miércoles, 29 de noviembre de 2017

PASTAS ÁRABES



    Buscando la manera de aprender a decorar esas galletas que parecen verdaderas obras de arte, encontré esta receta de galletas árabes, yo las llamo pastas porque ese formato me parece más apropiado.

   Desde luego con un nombre u otro, a todo el que las prueba le parecen exquisitas, fue en el blog de Paula conlaszarpasenlamesa donde encontré la receta y  del cual me hice seguidora,  incluso me apunté a uno de sus  cursos de decoración de galletas, lo cual me sirvió para iniciarme en ese arte. Vaya,  lo poco que sé de decoración de galletas, se lo debo a Paula.

jueves, 1 de junio de 2017

TARTA DE MOJITO

     Ya se que las fotos están fatal, pero cuando vuelva a hacer la tarta haré otras mejores y las publicaré. La tarta y las fotos, las hice con motivo de un cambio de decena del cumpleaños de mi hija pequeña y, como me encargué de todo el catering, iba con unas prisas enormes.
     Lo bueno del caso es que a todo el mundo le encantó, lo único que como lleva algo de alcohol, no es apta para todos los públicos.
     Bueno, a lo que voy, que no es otra cosa que facilitaros la receta que desde luego saqué de internet, de aquí y de allí, con ligeras variaciones de mi cosecha.

martes, 10 de mayo de 2016

GALLETAS DE MANTEQUILLA



Galletas para Primera Comunión
     Hoy os voy a dar la receta de la masa que hago para las galletas decoradas, pero esa misma masa está riquísima y sirve también para hacer unas galletas, sin decorar o simplemente poniéndoles un sello de esos que pone "hecho en casa" o cualquier otra inscripción y quedan chulísimas.

martes, 12 de enero de 2016

CALDO DE COCIDO


   

                         
  Recientemente. comentado los menús navideños con un amigo llamado Pablo que es de Madrid, se interesó por la receta de lo que él llama "caldo de invierno", y  yo denomino "caldo de cocido", supongo que viene a ser lo mismo, porque desde luego mi caldo no es apto para épocas estivales. Es un caldo consistente, con cuerpo, sabroso y reconfortante que tomado en verano, expondría uno a un golpe de calor, si antes, mientras lo preparaba no le había dado ya un jamacuco
       Este caldo es capaz de reanimar a cualquiera aunque se encuentre en proceso de congelación, por lo que sin duda lo considero adecuado para el invierno.